Blog  The architectorialist

Ieoh Ming Pei

24 Nov 2014

Gafas de pasta totalmente circulares; una sonrisa de oreja a oreja dibujada en su cara, también redonda; claros rasgos orientales; y un cuerpo delgado, cubierto siempre por un traje perfectamente entallado. Tras esta apariencia, tan simpática y -en apariencia- algo frágil, se esconde el genio de uno de los mejores arquitectos del siglo XX: el creador chino Ieoh Ming Pei.

Con sus 97 años, Pei es una leyenda viva: recordemos sus pirámides -como la del Louvre o la del el Centro de Macao-, o sus enormes torres -como las del Banco de China-, y sus cubos gigantes de vidrio -como la Biblioteca Presidencial JFK. Todas estas magníficas obras, con sus formas tan potentes, contrastan de manera radical con la “suave” apariencia personal del arquitecto. Será una de esas paradojas que, siempre, los grandes genios creadores nos regalan.