Blog  Clásicos de arquitectura

Hagerty House, 1938

04 Sep 2014

El primer encargo que el afamado arquitecto alemán Walter Gropius recibió tras emigrar a Estados Unidos fue la tarea de diseñar una casa de verano a orillas del mar en el estado de Massachusetts. El maestro, que había sido uno de los líderes de la arquitectura moderna y vanguardista en la Europa de entreguerras, aplicó en esta casita las teorías que había desarrollado en el viejo continente.

Así pues, construida en 1938, esta casa se conformó como un volumen blanco y puro, de aspecto bastante rotundo. No obstante, otros elementos de carácter algo novedoso en la arquitectura de Gropius enriquecieron sumamente el diseño: unos muros de piedra tosca permitieron que la casa se asentara en el terreno de la playa y a su vez hicieron que el volumen blanco diera la impresión de flotar en el aire; además, una escalera y unos balcones emergen en voladizo en dirección hacia el mar , haciendo que el volumen blanco se desintegre en uno de sus costados.

En este diseño colaboró el-también- gran arquitecto Marcel Breuer, quien había sido compañero de Gropius en la Bauhaus de Dessau. Por otro lado, la casa ha sido recientemente renovada y muchas de las fotos que mostramos pertenecen a su estado actual (La revista Dwell ha sido la fuente de la mayoría de las fotos actuales de la casa).

¡Esperamos que os guste esta obra de arquitectura que cuenta ya con 76 años de edad!