Blog  The architectorialist

Jean Prouvé

02 Sep 2015

De nuevo, de la mano de un genio francés podemos presentar una  fotografía que muestre aquello que tanto buscamos en este blog: ese punto donde arquitectura y elegancia, diseño y estilo, casan perfectamente. Hemos publicado instantáneas del gran Robert Mallet-Stevens, un “dandy” donde los haya; o del maestro Le Corbusier, casi más francés que suizo, y siempre preocupado por lucir atuendos acordes con la fuerza y con la genialidad de su arquitectura.

Hoy, el protagonista es un personaje cercano a los  dos individuos anteriores, algo más joven: el arquitecto, constructor, diseñador e ingeniero Jean Prouvé (1901-1984).  Sentado en una butaca que lleva su firma, frente a una de sus célebres mesas de madera, y en el interior de su propia casa, el arquitecto descansa con las piernas cruzadas. Su mirada es, sin embargo, beligerante: como si estuviera pensando en ese mismo momento sobre alguno de sus proyectos o diseños. Su pose es recta .Su mano pensante palpa la madera del reposabrazos.

Siempre en guardia, este incansable creador produjo una excelente arquitectura donde combinaba su gran saber constructivo, su “ingeniería”, con un  gusto por los materiales más nobles. Sus casas prefabricadas, aunque entendidas como objetos industriales, eran acogedoras para el habitante, capaces incluso de dialogar perfectamente con entornos naturales. Así, con ese mismo espíritu, se muestra  el personaje: sin excesivo refinamiento pero ataviado con prendas perfectamente escogidas; con la seguridad de alguien que se sabe importante pero que es, al mismo tiempo, humilde en su carácter.